¿Cómo Administrar El Dinero En El Hogar?

Poder administrar los ingresos en casa, es muy importante, para poder alcanzar las metas en lo personal en cuanto al área financiera. Pudiendo trabajar para alcanzar esa libertad en lo financiero que tanto anhelas.

Para administrar con éxito las finanzas en el hogar, necesitamos de mucha organización y de ser constantes. Implica también que podamos organizar tiempo y dinero que sea útil para cubrir las necesidades de la familia.

Cómo administrar el dinero en el hogar

Prepara Un Presupuesto

El preparar un presupuesto, es una de las herramientas más esenciales e importantes para poder administrar el dinero. En el presupuesto se reflejan todos los ingresos y los gastos que estén bien detallados, al igual que las metas que desean alcanzar con el plan de ahorro.

Sólo así, podrás tomar las decisiones más correctas para llevar con éxito la administración de las finanzas en tu hogar. Algunos de los tips para un buen presupuesto son:

  • Anota los ingresos y refleja con bastantes detalles, los gastos que tienes.
  • Calcula un aproximado de tus ahorros mensuales.
  • Administra de forma inteligente los ingresos que recibes.
  • Trata en lo posible de tomar las mejores decisiones para el próximo mes.
  • Has los ajustes pertinentes en el próximo mes, en base a lo que te sucedió el mes en curso.

Tipos De Gastos

Cómo administrar el dinero en el hogar

Existe una diversidad de gastos, que podemos clasificar de la siguiente forma:

Gastos fijos

Estos son gastos que son permanentes y que su modificación es compleja y son gastos que se presentan fijos cada mes. Ejemplo de ellos, hipoteca, alquiler de vivienda o local, seguros, colegio, condominios, otros.

Gastos Variables

Este tipo de gastos, representa costos que son variables y que dependen del tipo de consumo que se realice durante el mes. Ejemplo: agua, luz, alimentos, medicinas, otros.

Gastos Imprevistos

Son esos gastos que nos salen “a última hora”, son esos gastos inesperados con los que no contamos mensualmente y que pueden hacer que se altere nuestro presupuesto mensual. Ejemplo: fallas en el vehículo, salud, tuberías de la casa, otros.

Gastos Pequeños

Son gastos también denominados, gastos “hormiga”, ya que son muy poco perceptibles, pero cuando los vamos sumando al fin de mes, representan un monto importante en nuestro presupuesto.

Gastos Controlables

Estos son aquellos gastos que, aunque no los podemos evitar, los podemos controlar. Es decir, podemos determinar el monto que vamos a gastar y cuanto será la cantidad. Ejemplo de estos son: comprar una ropa nueva, unos zapatos para una actividad importante, otros.

Gastos Predecibles

Son gastos que en toda su extensión podemos predecirlos y manejarlos, no es algo que se escapa de nuestras manos o de nuestro presupuesto.

Es ese dinero que destinamos para un momento de esparcimiento, ocio, disfrute, un viaje, algún capricho que deseemos. Podemos manejar el monto y establecer una tarifa disponible para ello, así como podemos decidir si lo hacemos o no. No son gastos obligados o impredecibles.

Tips Para Mejorar Aún Más Tus Ahorros

Cómo administrar el dinero en el hogar

  • Puedes crear un pequeño espacio de almacenaje dentro de tu hogar y compra sólo lo necesario entre alimentos y artículos de limpieza e higiene y lleva un inventario de cada uno. Siempre trata de mantener un margen mínimo, para que sea la señal que debes reponer lo que se consumió. Así, siempre tendrás algo disponible en tu pequeño almacén.
  • Aprende algunas de las técnicas para conservar alimentos en casa. Puedes guardar alimentos de forma congelada, deshidratada, envasadas o cualquier otro método que te permite conservar por más tiempo los alimentos en tu hogar.
  • Presta atención a las rebajas. Ellas nos ayudan a economizar algo de dinero. Ten a la mano siempre cierta información que consideres necesaria saber, en caso de que te topes con una rebaja bien sea en comida o ropas o cualquiera otra cosa de las que tengas necesidad.
  • Evalúa la posibilidad de comprar los alimentos al por mayor, ya que es más económico que comprarlas al detal. Ese dinero extra te servirá para guardarlo y aumentar tus ahorros y disminuir un poco los gastos en el hogar.
  • Anota todo lo que gastes, así parezca pequeño. De esta manera, podrás tener en cuenta esos pequeños gastos “hormiga”, que muchas veces pasamos por alto y que pueden afectar considerablemente tu presupuesto. Puedes llevar tus registros con una aplicación móvil o con un archivo en tu ordenador. Usa lo que sea más práctico para ti.
  • Si posees un presupuesto apégate a él. Trata de no saltarte nada y mantén el margen de gastos mensuales.

Administrar las finanzas de la manera correcta en el hogar, es muy importante, puesto que esto nos permitirá sentirnos seguros a nosotros mismos y a nuestra familia, alcanzando una libertad financiera plena y estable.

Con esfuerzo, constancia y perseverancia podremos aprovechar al máximo nuestras finanzas y saber qué cosas podremos hacer y cuáles no.